Columnismo

Arena de otro mar

Un orgasmo sonoro

12.10.2018 @marisabellucas 2 minutos

Nunca he creído que la mejor inspiración venga en el intervalo en el que nuestra sangre pasa a estar empapada de alcohol.  De hecho a mí no me sirve ningún estimulante para escribir más allá de la necesidad de arrojar cosas sobre el teclado. Aunque miento si digo que el placer es el mismo que el de la barra de bar y la cerveza fría. Sin embargo, ahora me leen mientras estoy experimentando una sensación que muchos anuncian como orgasmo sonoro. No se asusten. No estoy escuchando a nadie gemir, ni gimo yo. Se trata de mi primera vez: mi primera experiencia con el sonido 8D. Dicen que debería ser llamado audio posicional en 3D. Lo cierto es que esta técnica fue inventada en los 80, es decir, en la década en la que tantas cosas que amamos se hicieron. Hugo Zuccarelli fue su creador. El cerebro compara si el sonido procede de la derecha o la izquierda y en esa espera, la sonoridad pasa al lado contrario. De esta manera, el cerebro sitúa el sonido. Literalmente música que me entra por un oído y me sale por el otro. De ahí, imagino, el símil orgásmico.

Sin embargo, mi placer termina pronto. No duro en estas cosas. No sé si es porque mis oídos tienen problemas de excitación o directamente mi cerebro desconecta con este tipo de vaivenes. Me hace recordar a las peleas que teníamos mi hermano y yo de críos. Mientras un oído escuchaba nuestras palabras malsonantes y guantazos oportunos, el otro escuchaba las zancadas de mamá en busca de sus terribles hijos. Era entonces cuando mi hermano y yo desconectábamos. No podíamos con tanto jaleo. La canción con la que he experimentado esta primera experiencia ha sido Viva la vida de Coldplay. No sé si por esto o por más, he considerado que mi vida la vivo mejor escuchando una bulería de Camarón con mi hermano al lado haciendo las palmas. Es lo que me entra por un oído y me sale por el corazón. Luego al bar a por la cerveza, claro, y el sonido del whatsapp avisándome de que mamá quiere que volvamos a casa.

Etiquetas, , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente