Columnismo

Buscando el sur

El fútbol es el circo del pueblo

22.04.2016 @JPedrosa97 2 minutos

¡Buenas tardes, señoras y señores, les invito a un espectáculo sin precedentes, les invito a disfrutar, desde sus asientos del nuevo circo que ha llegado a su ciudad! Y no, no me refiero al Gran Circo Budapest o al Cirque du Soleil, les hablo de la Liga BBVA. Pasen y disfruten de los distintos payasos y la variopinta fauna que nutren la plantilla de este rocambolesco lugar.

No podíamos disfrutar de similar espectáculo desde que nuestro mejor domador, Mourinho, nos dejó para irse a lugares más fríos y húmedos. Entonces perdimos también a nuestro “meador de colonia”, un catalán que siempre olía a Channel. Pero no se preocupen, su relevo no ha tardado en aparecer y hoy podrán disfrutar de payasos de la talla de Dani Alves o Piqué. De Marcelo corriendo la banda sin cabeza o de Cristiano Ronaldo en la sala de los mil espejos. Disfrutaremos también de malabaristas como Isco o Iniesta, de equilibristas como Koke o Neymar y de magos como Messi. No crean que la lista se acaba ahí, sólo acaba de comenzar, les aseguro que nunca asistirán a un espectáculo similar.

Algo así diría el presentador al inicio de cada jornada de liga y no se equivocaría. El deporte de antaño era eso, sólo un deporte, hoy, es puro espectáculo. Cuando antes Zarra, Butragueño, Di Stefano, Kubala y cía. eran capaces de convertir en un arte de esfuerzo y sacrificio correr detrás del balón para intentar meter gol, nunca imaginarían que se convertiría en lo que hoy llamamos fútbol. A día de hoy sólo podemos disfrutar de semejante talento puro y sin cortar en el fútbol base, los profesionales viven por y para los medios de comunicación, que los han convertido en un espectáculo más como el cine o el teatro. Y los jugadores, jóvenes descabezados y ansiosos de fama y dinero, aceptan y disfrutan de este rol que le han asignado los medios para disfrute del espectador, que se sientan con una cerveza en la mano, el móvil dispuesto tuitear en otro, haciendo que su colesterol aumente partido a partido.

Antes el fútbol era un deporte de caballeros jugado por hooligans, hoy en día no se les puede calificar de hooligans, hoy son actores, personajes de la farándula o circenses. Y ni hablar de sus dirigentes que deben ser seres de otra galaxia y que merecen trato a parte. Hoy les invito a tomar un minuto en reflexionar si son esos los ídolos que quieren para sus hijos y si el fútbol no merecía una muerte digna, en vez de la decadencia que le han otorgado.

Etiquetas, , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente