Columnismo

Buscando el sur

La respuesta es la cerveza

25.04.2018 @JPedrosa97 2 minutos

Ha llegado la primavera –algo tarde– y con ella las terrazas. Nadie puede negar que la primavera este año es española, en caso contrario sería imposible comprender su tardanza. Creo que como excusa ha puesto que estaba maquillándose para verse más guapa. Cómo si nosotros no la viésemos hermosísima cada vez que llega. Porque llega con las terrazas. Y las terrazas son el hábitat natural de la cerveza. Ha acabado el tiempo en que el clima era una excusa para no salir y ha empezado el tiempo en que la cerveza es la excusa para disfrutar del clima. Creo firmemente en la cerveza como cohesionador social y piedra angular de una sociedad. Abogo por el derecho a una cerveza barata y de calidad para todos los mayores de edad. Y es que no sabes cuánta felicidad te puede proporcionar una cerveza bien fría, barata y de calidad hasta que no vives en un país donde la pinta más barata cuesta cuatro euros. Hagan un pequeño ejercicio: piensen en los momentos más felices de su vida. Elimine los que tengan cerveza presente. Ahora elimine los que haya celebrado después con cerveza. Y por último, elimine los que ha rememorado con sus amigos con una cerveza. ¿Queda alguno? En mi caso pocos. Por eso no suelo fiarme mucho de los que dicen que no les gusta la cerveza pasado el tiempo prudencial para haberla probado lo suficiente (suelo excluir a los abstemios de esta premisa porque mucho tienen ya con eso de no beber en una sociedad que todo lo celebra con alcohol). No debe ser casualidad que la economía más potente de Europa sea el mismo país que celebre el Oktoberfest, déjenme que les diga.

El dinero no da la felicidad, pero te permite comprar cerveza que junto con amigos y buen tiempo te acerca mucho a ella. Si no es así he vivido engañado todo este tiempo.

-Camarero, póngame una Victoria bien fría; por favor.

Etiquetas
Artículo anterior Artículo siguiente
Etiquetas