Columnismo

Buscando el sur

Rafa I de España

10.06.2016 @JPedrosa97 2 minutos

Rafa Nadal no jugará Wimbledon. La misma lesión que le hizo retirarse de Roland Garros lo tendrá alejado de la hierba de Londres. El máximo ejemplo de constancia y superación que tenemos en España se encuentra una vez más en el dique seco. Mientras tanto Pau Gasol se debate entre asistir o no a los Juego Olímpicos debido a la amenaza del virus Zika. Este verano nos podemos quedar sin disfrutar de las dos grandes figuras del deporte patrio. Y cada vez vemos más cerca el 26-J. Y parece seguro que formar gobierno va a volver a ser tarea imposible. Yo sólo encuentro una solución. Nadal como Rey de España y Pau presidente del Gobierno.

La idea no es tan descabellada, nadie dudaría de que la sangre que corre por las venas del de Manacor debe ser azul, y su rodilla ha pasado más veces por quirófano que la de don Juan Carlos. Gasol, por su parte, es un diplomático excelente, con unas relaciones con Estados Unidos inmejorables y su nivel de inglés, al igual que el de Nadal, es envidiable. El Premio Príncipe de Asturias cambiaría su denominación por Premio Príncipe de Baleares y la capacidad de expresarse en público de nuestro máximo representante político jamás volvería a ser puesta en duda. Además, ¿quién mejor que un catalán que se siente español para resolver el problema nacionalista? En las recepciones reales se escucharían vítores y ¡vamos Rafa! por doquier, en vez de el silencio sepulcral que rige el protocolo hasta el momento, y acomodarse los calzoncillos dejaría de estar mal visto. Hay que tener en cuenta que la única persona con quien la Merkel debe sentirse en inferioridad debe ser junto con Pau Gasol y acostumbrado a defender a tipos de la talla de Kevin Garnett la política exterior debe estar pan comida para él.

Una candidatura conjunta de las dos personas más queridas en España tiene que ser la solución a todos nuestros problemas. Dos ejemplos de constancia, lucha, esfuerzo y superación. Dos tipos que además son un pedazo de pan y son embajadores de Unicef. Las dos únicas personas capaces de gustar a las dos alas de la política española y además no pueden tomar los famosos gintonics, que la forma hay que cuidarla. Por todo eso pido que se declare lo antes posibles a Rafa I de España y al presidente Gasol, por una España mejor.

Etiquetas, , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente