Columnismo

Café solo

La casa por el tejado

19.04.2016 @suvi 2 minutos

Personas a las que admiro y/o respeto me repiten que «el columnismo es el tejado del periodismo» y no les falta razón. Continuando el símil, las noticias son los cimientos del periodismo, desde donde definen su identidad el resto de géneros periodísticos.

Un titular, un lead y un cuerpo de noticia que respondan al qué, quién, cómo, cuándo, dónde y por qué (léanse muy rápido y con la voz rasgada por el whisky). Captar la atención del lector, transmitir la información más importante, con la mayor claridad posible para facilitar su comprensión, sobre un acontecimiento que por su naturaleza está ya obsoleto desde la primera palabra escrita: elaborar noticias es un arte.

Si ordenamos los géneros periodísticos por su grado de interpretación, la opinión se encuentra en el extremo opuesto al género informativo. El columnismo es un género que han representando y representan grandes maestros como Umbral, Raúl del Pozo, Alcántara, León Gross... Plumas que escriben este género con la tinta de la experiencia.

En la actualidad, la renovación de la prensa nos permite encontrar en el periodismo español, un hatajo de jóvenes columnistas que despuntan y nos son modelos de referencia a muchos que empezamos en este arte oscuro: Jesús Nieto, Guillermo Garabito, Manuel Jabóis, Jorge Bustos, Antonio Lucas…

El columnismo es un género sosegado, que recoge hechos, sentimimientos y/o pensamientos, donde, como la cerveza, cada idea puede fermentar tranquilamente hasta que llega a ser saboreada por el lector. En un acto de valentía o de insesatez, les escribo desde Valladolid, capital del columnismo durante esta semana. Aprendiendo y ensayando con esta nueva generación de columnistas. Al fin y al cabo, esto es un pasatiempo, porque yo de mayor, lo que quiero hacer es reporterismo tan bueno como Lorena, G. Maldonado. En el periodismo, cada uno tiene su musa.

Etiquetas, , , , , , , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente