Columnismo

Café solo

Mudarse

02.07.2016 @suvi 2 minutos

Junio solo está a un día de julio. Del día 30 de uno al 1 del otro. Menos. A un minuto. De las 23:59 a las 00:00. Solo un segundo. Un instante, pero mucho puede cambiar de un mes a otro. Julio, por ejemplo, es mes de mudanzas. Muchos estudiantes dejan sus viviendas para regresar a las casas de sus familias. Para otros, simplemente se finaliza un contrato y hemos tenido que decidir si permanecer en el mismo o cambiar. Encontrar un piso no es fácil. Encontrar piso para una sola persona es difícil. Existe mucha demanda. Las posibilidades que hay son caras, inhabitables o ambas cosas. Cuando alguno tiene un precio asequible y puede convertirse en un hogar, hay que ser rápido para que ningún otro arrendador se adelante. Yo lo conseguí y ahora toca mudarse.

Mudarse no es solo trasladar cosas. Mudarse puede llegar a ser un proceso emocional. Ir guardando cosas en bolsas, cajas y maletas. Ir desmontando el que ha sido tu hogar durante un periodo determinado de tiempo. Puede parecer que solo estás guardando cosas, pero a la vez estás recogiendo todos los momentos que has vivido allí. De repente evocan los recuerdos del primer día que llegaste y otros muchos momentos que convirtieron a un grupo de personas en una pequeña familia. Hasta que todo se queda vacío y notas que dentro de ti, también se ha hecho un hueco.

Las mudanzas siempre deben hacerla los amigos, para que toda la vorágine de emociones que conlleva sea más llevadera. Siempre deben acabar con cervezas. Con brindis por etapas que se terminan y etapas que empiezan. De repente, cuando todos se marchan, en el nuevo piso hay unos botellines de Cruzcampo vacíos y un montón de cajas, maletas y bolsas por desempaquetar. Desde el silencio ahora puedes ver como aún no estás en casa. Cada habitación está inerte y el aire que respiras espeso como el de un cementerio. Queda aún mucho más trabajo que el de colocar todas las cosas, que al final nunca son muchas, pero siempre son demasiadas. Queda el trabajo de hacer tuyo el espacio. Sentirte cómodo donde vas a vivir, bautizarlo como hogar.

 

Etiquetas, , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente