Columnismo

Cosas fantásticas

19.03.2016 @NiniFortes 2 minutos

Discúlpenme por no hablar de política o de problemas sociales. Perdonen que no sea crítica o altamente erudita en un determinado tema, tan solo pretendo ser un pequeño oasis en un gran desierto.

Últimamente sentimos el continuo bombardeo de la negatividad en nuestro entorno. Los embargos, eres , despidos, fraudes… nos rodean por doquier. ¿Quién puede tener ganas de luchar con tan negro panorama? A veces necesito parar, respirar profundamente y recordar que me trajo hasta aquí. Comprender cuáles son los verdaderos motivos que deberían empujarnos a seguir por nuestro camino. El mío lo tengo claro, necesidad de superación. No aspiro a ser famosa o salir en  televisión, yo quiero que mi paso por el mundo haya servido para algo. No pretendo que conozcan mi nombre en todos los puntos del planeta, es suficiente con que los que me rodean me recuerden con una sonrisa.

Hace un año me senté ante el escritorio intentando decidir cómo enfocar mi vida, mis 34 años presionan bastante. Pensé que lo único que debía hacer era encontrar mi don, aquello que realmente me apasiona. Todos tenemos uno, da igual que sea bailar, cantar o sacar de quicio al vecino. Pronto comprendí que siempre fui una activa comunicadora, algo cotilla y fantástica. Puede que lo haga mejor o peor, pero como objetivo me propuse pulirme. Así que me enfundé en mis vaqueros , elegí una camiseta  que me ayudase a pasar desapercibida y me encaminé nerviosa hacia la universidad. Tras el shock inicial, mis compañeros se acostumbraron a verme caminar por los pasillos de la facultad de ciencias de la comunicación (aunque en algún examen todavía se cierren carpetas al entrar en el aula al pensar que soy la profesora). No hay edad, soy una alumna  persiguiendo un sueño al igual que muchos de los que me rodean. Las personas son capaces de hacer cosas maravillosas, nuestra auténtica búsqueda consiste en encontrar que es lo que se nos da bien. Somos unos  privilegiados, tan sólo necesitamos creer en nosotros mismos y los que nos rodean también creerán. Todos caemos, nos diferenciamos unos de otros en la manera de levantarnos y seguir luchando. Por muy negro que pinten el panorama, nosotros tenemos la clave para cambiarlo, por ello, es importante seguir hacia delante.

Etiquetas, , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente