Columnismo

Entre dos luces

Bienvenido de nuevo

09.05.2017 @pablomerinoruiz 2 minutos

Quise creer que no volvería. Sobrecogido por las circunstancias, el pasado 16 de enero, titulé: "Improbable (casi imposible)". Contaba que estaba hecho trizas, que había sido derrotado y que su reconquista había fracasado. Me temía que, tarde o temprano, caería en el camino. Pero no ha sido así y algo en mí me confiaba en él. Le daba alguna esperanza y me reservé entre paréntesis el resurgir de su figura, como un ave fénix sobrevolando el Olimpo de los dioses. Todavía sigue siendo casi imposible. Querido Pedro Sánchez, bienvenido de nuevo.

Aquella tarde de enero me adelanté a los avales y di los nombres de los que, a buen seguro, serían los tres candidatos que concurrirían en la batalla por el trono socialista: Patxi López, Susana Díaz y el propio Pedro. No me han defraudado. Aun así, continúo sin encontrar respuesta a la pregunta que me formulaba: ¿Dónde colocar la decepción en este PSOE? Ruboriza y sofoca la fragmentación del partido. Hoy arranca oficialmente la campaña por las primarias y este es el único argumento de Patxi López desde entonces, vender una y otra vez la unión. ¿Acaso eso le importa a los socialistas? Pedro y Susana no la quieren, y ambos reúnen la inmensa mayoría de los apoyos.

Tendremos solo un debate entre los tres candidatos. Será en la sede de Ferraz el próximo 15 de mayo al mediodía, en pleno ecuador de la campaña. Las votaciones serán el domingo 21. Aunque Macron haya devuelto la credibilidad a la demoscopia, sigo sin creer en ella. A pesar de tener a todo el aparato del partido detrás, no creo que Susana tenga asegurada la victoria. Creo en Pedro, no en Patxi. Si consigue recuperar parte de los votos del exlehendakari y movilizar a parte de los afiliados que no se han mojado en avalar a nadie, tendrá sus opciones.

Porque aquello que no es bueno para la colmena, no puede serlo para las abejas. O eso parece. Mientras tanto, entre estas dos luces volveré a escribir de cuando en cuando. El imperio andaluz puede ser derrocado. No podemos faltar a la cita. Estando Pedro, todo es posible.

Etiquetas, , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente