Columnismo

Entre dos luces

Detrás del 26J

26.06.2016 @pablomerinoruiz 2 minutos

En Villarroya, La Rioja, les duró dos minutos el 26J. Las urnas se cerraron a las 09:02 después de que participaran todos los residentes inscritos en el censo, un total de seis. Hoy se celebraban allí las fiestas del pueblo y los vecinos acordaron el pacto del botellón -que no del botellín- y se quitaron rápido la lacra de volver a votar. El alcalde, orgulloso, reconocía que querían seguir ostentando el récord. Objetivo cumplido. Ellos eran los más precoces de esta jornada dominical madrugadora y calurosa, sobre todo para los encargados de las mesas. Esta vez les tocó "pringar" a Carme Chacón y Luís Garicano. ¿Mala suerte? Por 60€ más de uno se presentaba voluntario, yo el primero. La dirigente socialista además sustituyó en su colegio electoral a Nahman Andic, el que fuera cofundador de la prestigiosa cadena de ropa Mango. Casualidades.

Pobre la mujer que, en el Colegio Nuestra Señora de los Desamparados de Valencia, se puso de parto de buena mañana, justo en el momento en el que se constituía la mesa. De urgencia se la tuvieron que llevar al hospital más cercano para que pudiera dar a luz. ¡Qué momento más oportuno! De un buen papelón se libró  ella, la madre, y también él, el niño; nacer entre montones de papeletas, sean o no del cambio, no puede ser plato de buen gusto para nadie. Además, entre tanta lista llena de políticos, el niño corría el grave riesgo de salir corrupto. Mejor no imputarlo de primeras.

Lo nota más rocambolesca la puso el "hombre espermatozoide". Un joven aventurero de la capital al que la resaca le jugó una mala pasada y apareció disfrazado de gameto masculino en su la sede donde figuraba su DNI. Importado desde los “after” más oscuros de Malasaña y Chueca. Nadie sacó partido mejor que él a la jornada de reflexión. Quizás el caso más espeluznante y lamentable es el de Cambados, además de los dos ancianos fallecidos a lo largo de la jornada. En Marea quiere impugnar una mesa allí porque una señora mayor, que sufre pérdidas de memoria, iba a depositar el sobre sin tan siquiera saber qué día era. Un delito grave el de su acompañante por acarreo de votos. Pocas cosas hay más detestables en democracia que utilizar a los mayores con enfermedades mentales para arañar escaños. A pesar de todo, subir el vídeo de prueba en la red no creo que sea lo más aconsejable. Acertaron en retirarlo pronto, pero el daño estaba hecho.

¿Y los resultados de las votaciones?

Etiquetas, , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente