Columnismo

Entre dos luces

La entrevista fantasma

04.04.2016 @pablomerinoruiz 2 minutos

"Hello", la filial inglesa de la popular "Hola" española, tuvo que rectificar el pasado viernes al publicar una entrevista a George Clooney... Fantasma. La estrella de Hollywood fue protagonista de una portada fabricada, casi tanto como la cámara de seguridad del Bellagio de su célebre película Ocean's Eleven. Las declaraciones que se recogían en los titulares de la revista sobre su esposa Amal eran completamente falsas. El actor denuncia, perplejo, no haber concedido ninguna entrevista al Grupo Hello. Inventar una entrevista, ¡hasta ahí podíamos llegar!

Se permite provocar, llamar la atención y escandalizar a marcas como "Hello", es su ADN y razón de ser. Los retoques de Photoshop en las fotos también, a pesar de crear estéticas rocambolescas marcando unos ideales inasumibles que perjudican a la sociedad. Incluso para la prensa del corazón las barreras de la intimidad son más flexibles que para el resto, la privacidad de los famosos es ínfima. Pero hay que establecer unos mínimos. Todo no vale. Respetar al lector es fundamental para mantener un mínimo de credibilidad. Inventar una entrevista pertenece más al género del humor que al de informar sobre la vida de un personaje público, sea el que sea.

A los periodistas nos gusta mucho dar una exclusiva. Demasiado. Este tipo de errores nacen de ese anhelo por ser el primero. Conseguir una es cada vez más complicado por dos razones: la competencia y las redes sociales. El valor de la primicia se ha diluido. Comienza una etapa donde la exclusiva pierde valor y las formas lo recuperan. Son las historias las que enganchan al público a seguir leyendo, el contenido pasa a un segundo plano. Para el resto está Twitter o Facebook. Las noticias navegan a una velocidad casi instantánea. El mérito está en contextualizarlas y darles un enfoque, ese es el trabajo del periodista. Falsear unas declaraciones le resta prestigio y pone en cuestión la facilidad de la que disponen los medios para difamar. No existe -y debería- un castigo ejemplar, más allá de la demanda del afectado, para este tipo de situaciones.

Finalmente, el texto fue retirado de la web (en la edición en papel no hay vuelta atrás) y la empresa lanzó un comunicado pidiendo disculpas. En él se detalla que la entrevista había sido comprada a la "Agencia Famous". El error recayó sobre una subcontrata, desviando la total responsabilidad editorial de la revista. Además de demostrar poca seriedad y rigor a la hora de seleccionar la información, "Hello" ha inaugurado una tendencia en el mercado que para Clooney "es algo nueva y perturbadora". Quizás sea el género del futuro en la práctica periodística, la entrevista fantasma.

Etiquetas, , , , , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente