Columnismo

Entre dos luces

Los aventureros cuerdos

09.05.2016 @pablomerinoruiz 3 minutos

UPyD ha desaparecido del mapa político pero su fundadora, Rosa Díez, le quedan todavía cosas por decir. Hace unas semanas publicaba "Los aventureros cuerdos", un libro donde repasa "los 8 años de rebelión magenta". Una de las frases más representativas y reveladoras es esta que encontré nada más abrirlo: "El partido socialista y el partido popular son como la VISA y la Master Card: distinto color pero una misma utilidad: sacar dinero". Sin cortapisas.

No deja indiferente a nadie, nunca lo ha hecho. Es tremendamente sincera, de más, para lo bueno y para lo malo. Habla con una naturalidad abrumadora de sus conversaciones con el director de El Mundo sobre el ascenso de Ciudadanos gracias al apoyo del IBEX 35, las amenazas de Margallo y su "Rosa, si algunas vez ponéis en peligro nuestro statu quo os aplastaremos como una nuez" o la traición que supuso el fin del partido protagonizada por Irene Lozano, Toni Cantó o Sosa-Wagner buscando el poder. Quiere contar su verdad que “aunque sea subjetiva, es honesta”.

La estrategia de UPyD en la pasada campaña electoral, sumada al vacío mediático de las grandes empresas de comunicación y la aparición de Ciudadanos, los dejó sin representación el pasado 20D. Un día después, las demandas a Bankia y Rodrigo Rato, la estafa de las preferentes o a la de los cursos de formación quedaban huérfanas, sin dueño que las condujera. El bueno de Andrés Herzog, el abogado intrépido, no pudo aguantar el peso económico de las denuncias tras la derrota. Si algo ha hecho bien "el bueno de Andrés" es la lucha contra la corrupción, y predicando con el ejemplo. Ha levantado las alfombras de las altas esferas, intentado que el eterno bipartidismo temblara. De su legado se benefician ahora los nuevos de la clase, Podemos y Ciudadanos.

Precisamente habla también en su libro de las negociaciones con Albert Rivera y la unión de sus partidos. Este fue su mayor error, al menos a nivel político. Ella nunca entendió el rescate a C’s y su “ascensión a los cielos” por las grandes empresas. Por ahí no cedería. Siempre que le preguntan por ello denuncia aquello que dijo el presidente del banco Sabadell tras el 15-M: “Habrá que crear un Podemos de derechas”... y llegó Ciudadanos. Pese a todo, optaron legítimamente por presentar su propia candidatura y fracasaron estrepitosamente en el intento.

UPyD, a fin de cuentas, luchaba en guerras que no se reconocen en las urnas: contra el privilegio fiscal de Navarra y País Vasco, contra el nacionalismo catalán o contra las múltiples diputaciones obsoletas. Batallas que ahora defienden otros partidos, pero que aún no sabemos si mantendrán a la hora de la verdad. Rosa Díez fue la primera que habló en este país de regeneración política. Su legado queda en las líneas de “Los aventureros cuerdos”. Derrotados en las urnas, ¿alguien los echará en falta?

Etiquetas, , , , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente