Columnismo

Entre dos luces

Olimpiadas no, Juegos Olímpicos

08.08.2016 @pablomerinoruiz 2 minutos

Tiempo de Juegos Olímpicos, que no de Olimpiadas. Ojo. Se habla de Olimpiadas cuando nos referimos al período que transcurre entre una y otra edición de los Juegos Olímpicos. Esa carrera por la clasificación. El error es tan frecuente que portadas de periódicos a nivel nacional han titulado "comienzan las Olimpiadas". Y no. Juegos Olímpicos en Río y solo estas dos semanas. Puntualizo y no por capricho. No quiten el prestigio que merecen los que, tras cuatro años de un durísimo trabajo, consiguen desfilar tras la antorcha. Dicho queda.

Tampoco se dejen guiar por pronósticos olímpicos. Igual que las encuestas en campaña electoral -y de eso sabemos un rato- los pronósticos pocas veces se cumplen. Desde el primer día, la competición demostró que de poco sirven. Una caída a 11 kilómetros de la meta tras 5 horas en cabeza como la de Nibali y Henao en ciclismo en ruta o una salida en falso como la de Miguel Durán en los 400 de natación -readmitido para la causa pero último finalmente, fruto de la desconcentración del fallo- te deja sin medalla. De nada vale partir como favorito. Un mínimo error y cuatro años de trabajo tirados a la basura, como los de la judoca Julia Figueroa eliminada en su primer combate: "Ahora pienso que nada vale la pena". Talento, trabajo y fortuna. Así de exigentes son los Juegos Olímpicos, que no las Olimpiadas.

La excepción que confirma la regla la pone EEUU y sus dos selecciones de baloncesto. Si tienen unos euros para apostar háganlo por ambas, no les fallarán. Ojala quede retratado. La masculina no pierde un partido desde 2006, cuando Grecia los eliminó en semifinales del Mundial de Japón. La femenina tampoco desde... ¡Barcelona '92! Van 5 oros consecutivos. Para ellos es un deber, una obligación volver con la medalla dorada a casa. Viven para ello. Tanto que llevan décadas sin pisar la Villa Olímpica. Esta edición se alojan en un lujoso crucero de 6 estrellas. Todo para las estrellas de la NBA y WNBA. Se hacen llamar el Dream Team precisamente desde Barcelona '92 y no es para menos. Para ellos no existen las Olimpiadas, son propiedad exclusiva de los Juegos Olímpicos.

Etiquetas, , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente