Columnismo

Entre dos luces

Perdonar o disculpar

06.06.2016 @pablomerinoruiz 2 minutos

Alguien dijo que con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera es capaz de hacerlo, pero que perdonar es solo cosa de almas grandes. Y es cierto. Pocos quedan que sepan perdonar en política, o en cualquier sitio, pero en política especialmente. Entramos en la campaña del hastío y la preocupación. La del voto del miedo y las trincheras. La de los buenos y los malos. La de la diestra y la siniestra. Quedan 20 días para volver a las urnas y solo percibo resignación. La fiesta de la democracia queda lejos ya.

El maná de la lucha por la papeleta, el campo de batalla. Unos contra otros, no van “más allá de lo que ven” como decía el pequeño Rafiki, sensato y sabio, en El Rey León. La aritmética parlamentaria se complica. Hay dos ejes, pero ambos saben que es altamente improbable que sin unirse puedan mantener un gobierno, y menos aún estable o duradero. Todo puede depender, al final, de los caprichos nacionalistas. A pesar de todo ahí están, los que quieren irse decidiendo quién se queda. Maquiavélico. Mientras tanto planean cómo irse sin irse, porque al final no se van. ¿O sí? Un sin vivir constante el que nos toca.

¿En qué hemos cambiado estos meses nosotros? Nada nuevo ha pasado, ni pasará. Si nuestro voto lo va a cambiar el miedo o la televisión, malo. Si nuestro voto no cambia, malo también. Los partidos algo han cambiado, algún candidato que llega, otros que regresan. El movimiento más significativo es el de IU, que ha decidido dar su millón de votantes a Podemos. Tanto cambiar que uno se pierde entre tanta coalición, legítima y válida eso sí.

Perdonar es solo cosa de grandes y, como digo, grandes quedan ya pocos lamentablemente. Tras el 26 J no les quedará otra que, al menos, disculpar. El teatrillo de la segunda vuelta que han organizado para nosotros no sé si cambiará los resultados demasiado. Lo dudo. Lo que sí tengo claro es que saldrá de las urnas un nuevo presidente, la investidura es una obligación moral que tendrán que asumir todos los partidos. ¿Y el gobierno? Eso ya es harina de otro costal…

Etiquetas, , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente