Columnismo

Entre dos luces

Selectividad electoral

13.06.2016 @pablomerinoruiz 2 minutos

Mañana comienza para los andaluces, manchegos y catalanes las pruebas de acceso a la universidad (PAU). Serán las tres últimas comunidades de España en examinarse. Os deseo la mejor de las suertes, la necesitaréis tanto como la selección en la Eurocopa de Francia. Dicen que será el último año de la PAU tal y como la conocemos. El debate esta noche os puede dar alguna pista sobre los pactos en educación, aunque no pongáis muchas esperanzas en él. Disfrutadla porque selectividad solo se hace una vez en la vida.

El debate a 4 también es una vez en la vida. Estudiantes, pasivos ayer e hiperactivos hoy, os recomiendo que tampoco desaprovechéis la oportunidad de verlo. Sé que mañana madrugáis, incluso algunos no dormiréis atacados por los nervios y el futuro, pero merecerá la pena. Por la tarde todos con La Roja y por la noche todos contra Mariano. Igual que mañana, irán por vosotros. ¿Caerá el tema de Historia de España que descartaste? ¿Y si entra el filósofo que no repasaste? O peor, ¿y si se olvidan de poner un texto periodístico y te toca analizar un poema de Garcilaso? Los catastrofistas estos días salen de debajo de las piedras. No hagáis caso a los rumores; las filtraciones son siempre interesadas y en vosotros, desgraciadamente, nadie de las altas esferas está interesado.

¿Y si los líderes políticos hicieran la selectividad hoy? Bueno, Mariano no se habría presentado aunque el mismísimo Rey de España se lo pidiera. Pedro Sánchez no sabría qué específicas escoger y, al final, habría fracasado en septiembre. Pablo Iglesias se adjudicaría su nota media, la de Errejón, la de Echenique, la de Bescansa y la del hijo de Bescansa antes de leer la primera pregunta. Y Albert Rivera… ¿en Venezuela existe la PAU?

Intentad no llegar tarde a la convocatoria, no equivocaros al poner el nombre y, sobre todo, no lo entreguéis en blanco. Nosotros haremos el esfuerzo el 26J (algunos de vosotros también) de ir a votar, de no equivocarnos de papeleta y elegir al mejor o al menos malo, uno todavía no sabe a estas alturas de lo que se trata. Lo que sí tengo claro es que a vosotros, pase lo que pase, siempre os quedará septiembre y a nosotros, tras la campaña, siempre nos quedará el debate del Chiringuito a medianoche.

Etiquetas, , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente