Columnismo

Entre dos luces

Y tú, ¿a quién elegirías?

07.11.2016 @pablomerinoruiz 2 minutos

En EE.UU la máquina del fango lleva meses funcionando a pleno rendimiento. El escritor italiano Umberto Eco define esta técnica como el uso de información personal para desprestigiar al adversario político a través de los medios de comunicación. En ello están. La Casa Blanca busca nuevo inquilino, o inquilina. No es moco de pavo el asunto, hasta el mismísimo Pedro Sánchez ha viajado a Washington DC para seguir los comicios. Y no, no llevará su coche. Lo ha dejado aparcado en el garaje de Ferraz. También desde el exilio, Celia Villalobos seguirá los resultados de su amiga "Hilaria" mientras termina de pasarse, de una vez por todas, los niveles que le faltan del maldito Candy Crush.

El equipo de EL REVERSO coincide en que Donald Trump sería una fantástica fuente inspiradora para escribir columnas los próximos años. Ya tenemos a "La Trumpa" o "Ni cuando veía la lucha libre me caía bien Trump" como muestra y declaración de intenciones. Donald, además de populismo, vende espectáculo: defiende el uso de la tortura en los interrogatorios a sospechosos de terrorismo, prohibiría la entrada a musulmanes en el país, construiría un muro que hiciese frontera con México para no dejar entrar a los latinos, no permitiría el matrimonio homosexual si de él dependiera, quiere desvincularse del pacto de París contra el cambio climático y no quiere escuchar propuestas que hablen de educación o sanidad. Menudo elemento este Trump.

Hillary no da tanto juego. La candidata demócrata quiere prohibir la venta de rifles de asalto, subiría los impuestos a las rentas más altas, aprobaría la regulación de los sin papeles y está por la labor de recibir refugiados. Permíteme, querida Hilaria, que dude de tus nobles intenciones. Te falta entonar el "puedo prometer y prometo...". Clinton es, en realidad, el mal menor. Dudo mucho que tuviera alguna opción de alcanzar la presidencia, con su historial, sino tuviera enfrente a un tipo como Trump. Le debe demasiado. Aun así, miren su currículum, experiencia no le falta: Primera dama de Arkansas, Primer Dama de Estados Unidos, Senadora y Secretaria de Estado. Donde va, triunfa. De hecho las encuestas la dan por ganadora. Veremos. Se convertiría en la primera mujer presidenta de los Estados Unidos. Hito histórico.

Al otro lado del Atlántico se enfrentan mañana dos ricachones en plena crisis de los 70: Hillary Clinton y Donald Trump. Y tú, ¿a quién elegirías?

Etiquetas, , ,
Artículo anterior Artículo siguiente