Columnismo

La juventud y otras columnas

Educación, educación, educación

03.04.2016 @dpelagu 2 minutos

El PP lo tiene claro: el inmovilismo del PSOE y sus viejas rencillas impiden el gobierno de la lista más votada. Los socialistas, por su parte, lo ven evidente: en Podemos están más preocupados por los sillones que por lograr un gobierno del cambio. A los de Pablo Iglesias, en cambio, les resulta claro que el PSOE prefiere pactar con las "nuevas generaciones del PP" antes que con la verdadera izquierda. Mientras tanto, Ciudadanos acusa a PP de no querer unirse al pacto de las tres principales fuerzas constitucionalistas. Todos están de acuerdo en que la culpa es del otro pero no suya. Todos están de acuerdo en que lo importante son las prioridades de su partido y no las de España.

En nuestro país, nos recordaba el otro día Antonio Banderas que el 75% de los estudiantes quiere ser funcionario. En Estados Unidos, el 75% quiere ser emprendedor. "Con un 75% de funcionarios no se hace país. Se hace país con gente que se la juega", remató el actor malagueño. Mientras que pudiera parecer que los funcionarios se dedican al servicio público y los emprendedores a su propio beneficio, resulta todo lo contrario. El funcionario de a turno vive la vida tan a gustico con su puesto y sueldo fijo mientras que para el emprendedor todos son complicaciones. Un país se hace grande con una idea colectiva de que hay que luchar y emprender para hacerlo grande, no con la conformidad de tener un trabajo fijo. España es un país conformista en demasía.

Resulta curioso, porque no parece que no haya un sólo problema en nuestra democracia que no pudiera haberse solucionado con una buena educación en torno a un concepto clave: el de proyecto común. No se crea conciencia de que nuestros actos crean España. Sólo se crea una conciencia individual, ínfima para el desarrollo de nuestro país. No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país, Kennedy dixit. Es hora de ser capaces de renunciar al programa, programa, programa, de Anguita, y dejar paso a la educación, educación, educación. Por un proyecto común y responsable.

Etiquetas, , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente