Columnismo

La juventud y otras columnas

Muere Pedro Sánchez, icono sexual de miles de señoras socialistas de mediana edad y líder del PASOK

02.10.2016 @dpelagu 2 minutos

Falleció ayer, a las 20:21 del 1 de octubre de 2016, en su casa de calle Ferraz, el secretario general del Movimiento Socialista Panhelénico, comúnmente conocido como PASOK, y sex-symbol de varios millares de militantes del partido de género femenino de edad avanzada. Varios centenares de sus grupis se han concentrado a las puertas del lugar de la muerte, donde ha aparecido el cadáver con un gran número de puñaladas por todo el cuerpo. No se ha permitido el acceso al edificio de las hordas de seguidores y se ha escondido el cuerpo para evitar violaciones post-mortem de señoras socialistas que lloran la pérdida de su ídolo.

La situación en Ferraz ha sido todo el día un caos, pero César Luena nos ha podido contar los últimos momentos de vida del protagonista. Sus últimas palabras han sido: "Hijueputas, malparidos, gonorrea, pinches, maricos. Me quebraron esos huevones del cartel de San Anselmo". Luena, entre lágrimas, nos ha contado que le ha respondido: "No diga eso, patrón, usted será el próximo presidente del país, ya verá, patrón". También nos ha confirmado que su último deseo ha sido comerse "una pizza cojonuda", lo que explica la llegada de repartidores al lugar de los hechos.

Las reacciones televisivas no se han hecho esperar. Mientras laSexta emitía en directo desde los exteriores de Ferraz, una pareja detrás de la reportera se besaba y la chica flexionaba su espalda, cual enfermera con marinero en Times Square tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Supongo que serían susanistas. En la 1, se retransmitía una película de esas malísimas en las que Manolo Escobar canta a la alegría de la vida, el fútbol, los toros y las mujeres, como si la España más cañí celebrase desde su televisión pública la caída de Sánchez.

Mientras tanto, en el interior de sede, se abría un discusión en voz de grito entre los dirigentes socialistas y la prensa, que daba rienda suelta a su creatividad literaria:

"Tanto Shakespeare y al final Pedro Sánchez era Segismundo, cayó el emperador, ¿tú también, Bruto, hijo mío?, ¡que vienen los bárbaros!, ¿y ahora qué hacemos, nos matamos?, ¿quién mató al comendador?, Fuenteovejuna lo hizo, señor, ¿quién es Fuenteovejuna?, todo el PASOK, a una, ¡canallas, traidores, moriréis!, Pdro ha muerto, ¡viva la Sultana!"

Entre tal cantidad de declaraciones, mientras unos señores muy simpáticos del grupo PRISA obligaba al resto de la prensa a salir del edificio, una señora, que no pudimos reconocer, tomaba el estrado y gritaba, con acento andaluz:

"¡Quieto todo el mundo! ¡Todos al suelo! ¡Se abstengan, coño!"

Etiquetas, , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente