Columnismo

No cierren la puerta

10.11.2018 2 minutos

Yo no asistí al final de El Reverso en la peña El Palustre. No me hubiera perdonado no contar lo que ha significado para mí esta casa y el porqué de su importancia para los estudiantes de Periodismo y amantes de este oficio. Nunca fui columnista, cierto, pero me quedé tranquilo cuando convencí a mi amigo Samuel Ruiz para que lo fuera. En “Pan y Vino” siempre me vi representado.

Una sola vez publiqué en esta web hablando sobre el legado que dejó el maestro Miguel Ángel Bastenier. Suelo visitar El Reverso los miércoles, el día que normalmente publicaba ese tal Jorge Pedrosa, al que conocí hace dos años en un garito malagueño. Ahora Jorge es uno de mis mejores amigos y he podido sentir el dolor que recorre su cuerpo por el cierre de su Reverso. Nada que reprochar a la persona que más luchó por esto cuando ya casi nadie tenía fuerzas. Siempre nos quedará Burdeos y el magret de canard. Gracias por introducirme en la lectura de columnistas, nunca es tarde.

Y esto también va para las otras dos personas que más sienten este final: Juan y Demo. Al primero decirle que no soy amante ni de la Semana Santa ni de los toros, pero que ha sido capaz de mantener mi curiosidad en ambas temáticas, gracias por contarlo tan bien. Y a Demo, el camaleón, que lo mismo está con los Afrojuice, que debatiendo con el equipo de la Universidad, que escribiendo en EFE. Dos tipos con raíces, vuestros abuelos a los que tanto admiráis estarán orgullosos.

En estos momentos de incertidumbre, justo antes de acabar la etapa universitaria, recuerdo casi a diario uno de los consejos que Agustín Rivera nos dio en una de las primeras clases de de Géneros Periodísticos Interpretativos y de Opinión, #GPIO16 para los amigos. “No os frustréis si un año después de terminar Periodismo no encontráis trabajo, persistid si tenéis claro que esta es vuestra pasión”, dijo aquel día Agustín. Dos años después sigue resonando casi a diario en mi cabeza. Y en esas estamos, intentando transmitir pasión a los que vienen y esperando una oportunidad que quizá llegue pronto.

En Periodismo Mochilero siempre tendréis vuestra casa, amigos de El Reverso.

Etiquetas, , ,
Artículo anterior Artículo siguiente