Columnismo

No es motivo de risa

23.11.2016 @inmansi 2 minutos

Ya nada importa. Y no lo digo por el fallecimiento de Rita Barberá sino por la muerte. La muerte ha caído en el saco del escepticismo y la indiferencia.

Es triste que alguien se muera pero es aún más triste comprobar que la muerte, ahora, es motivo de cachondeo. Bromas de mal gusto que definen al graciosillo que etiqueta a alguien de político antes que de persona.

Mis padres siempre me dijeron que nunca se debía desear la muerte de nadie. Tenían razón. De ahí ya no se sale. ¿Quién soy yo para justificar el fin de una persona? ¿Acaso somos Dios? Parece que algunos sí se consideran todopoderosos.

Oficialmente tenemos la primera víctima mortal de la llamada "pena de telediario". A Rita no le ha hecho falta pasar por tribunales ni sufrir pena alguna en prisión. A Rita la ha matado la opinión pública y los medios de comunicación. Rita ha pagado demasiado cara la presión.

No estoy defendiendo a Rita, ni mucho menos. Condeno la corrupción de la que presuntamente ha sido partícipe. Pero si algo tengo claro es que no somos quién para despojar de la dignidad humana a nadie, por muy político que sea.

Educación. El minuto de silencio se guarda por las personas, no por los cargos. No es un acto político, señor Pablo Iglesias, es un reconocimiento a la vida de alguien, sin importar el color de su voto. Tenga claro que yo guardaría ese efímero minuto por su fallecimiento, que por supuesto, no deseo.

Respeto. Leer las redes sociales, hoy, hace que pierda un poco de fe en la humanidad. Ya está bien de comentarios frívolos y bromas sin gracia. ¿Por qué somos así? No digas nada bueno de ella si crees que no lo merece pero tampoco te regocijes en algo tan serio como la muerte. Nadie se merece que jueguen con su dolor. Y nadie es nadie.

Etiquetas, , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente