Columnismo

Pan y vino

Nos vemos en el museo

11.01.2018 3 minutos

Querida lectora, quiero que pienses en un pezón (o en dos, a gusto de la consumidora). ¿Sabrías definirlo? Como cualquier otro objeto, y que me perdonen los biólogos, nuestros pezones son neutros. Es la concepción cultural que tenemos sobre ellos la que se encarga de establecer la connotación negativa firmada bajo el yugo y las flechas. Amén. ¿Cuando te dicen zorra en qué piensas? Pues igual. El ser humano es un ser lingüístico, el lenguaje es el que se encarga de crear nuestro pensamiento. Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. ¿No tendría más sentido denotativo que pensases que eres una mujer inteligente? En medio de la tormenta, Interviú deja las transparencias. Bufanda puesta, la revista de las portadas de la reivindicación femenina durante la transición echa el cierre. La abanderada del buen periodismo de investigación se queda sin tinta. Y en medio de la tormenta, con la falta de rumbo que eso implica. Antonio Asensio la fundó en 1976 como la llave al candado de la censura franquista. 52 años después son las redes sociales las que se encargan de volver a encerrar el arte en el desván del museo. “Aquella pluralidad fue un milagro periodístico”, declaraba Álvarez Solís, primer director de la revista, para El Mundo tras conocerse el cierre de la histórica revista tras más de 26.000 ejemplares. Otro milagro en el que no se ha creído. 52 años después Facebook e Instagram son los encargados de censurar pezones. ¿Amén o despertamos?

¿Desde cuando hemos permitido que se esconda el amor y se muestre la violencia? Mucho más valor cultural tiene, por el mero hecho de que el cuerpo de la mujer es un arte en sí, que cualquier acto de violencia por mínimo que sea. Hablamos de un arte en mayoría que a menudo muchos de sus antagonistas, por mera falta de capacidad cognitiva, deciden no admirar. A la poeta Luna Miguel le censuraron la portada de su libro sobre masturbación en el que aparecía una imagen simbólica, que no explícita. “Inapropiada”, argumentó Facebook. Igual de inapropiado me parece que Bashar Al Assad asesine niños en Siria con las que se hacen llamar potencias mundiales como testigo, pero la realidad está para eso: para conocerla. ¿Te has preguntado alguna vez qué consecuencias tiene ver un pezón? Ya me dirás que malo tiene que dos hombres, dos mujeres o un hombre o una mujer se besen o se follen en la tele. Porque para amarse se tiene libertad a escondidas y para pegarse transparencia pública. Con lo bien que aceptamos que María le fuese infiel a José

Álvarez Solís tenía que ir dos veces a la semana al juzgado, y ninguna por problemas relacionados con los desnudos de sus portadas. Allí, y con libertad, posaron figuras de la talla de Marisol, Lola Flores o China Patino, pero lo que realmente molestaba era su buen periodismo de investigación. Xavier Vinader, José Luis Morales o Antonio Rubio fueron algunos de los que dieron vida a la máquina de escribir con sus reportajes. De ponerle humo a la redacción se encargaron literatos de la talla de Vázquez Montalbán, Francisco Umbral, Camilo José Cela o Juan José Millás. Interviú no era sólo enseñar tetas, tenía el periodismo de investigación como el elemento diferenciado. No se trataba de un acontecimiento machista, no eran tetas vacías. Se trataba de radiografiar dos evidencias: la verdad y la vida misma.

El cuerpo de la mujer quedó liberado. Liberado gracias a la libertad personal de las modelos y la colectiva de las mujeres. 52 años después quieren encerrarlo de nuevo. ¿En qué hemos fallado cuando zorra es la que enseña las tetas y no la inteligente? El fin de Interviú acaba con un icono de poder femenino. Acaba con un arte que las redes sociales no toleran en pleno siglo XXI. Yo no tuve la oportunidad de tener erecciones con ninguna de sus dos facetas, pero a día de hoy me alegro de que las mujeres y el periodismo de Interviú tengan un lugar privilegiado en el mejor museo. Habrá que pasearse por las hemerotecas. Por cierto, ¿te ha resultado extraño que te hablase en femenino? Ves como son concepciones creadas…

Etiquetas,
Artículo anterior Artículo siguiente
Etiquetas,