Cultura y sociedad

Gracias, Leicester

Nunca dejes de creer

06.05.2016 @danielnz97 4 minutos

La gesta del Leicester City Football Club ya es una realidad desde el lunes 2 de mayo de 2016 gracias al empate entre el Chelsea y el Tottenham, que permite al conjunto inglés coronarse como campeón de la Liga Inglesa.

Para aquellos que tengan un desconocimiento de este equipo o, directamente, no les guste el fútbol, ya os adelanto que esta historia os va a sorprender. Retrocedemos en el tiempo hasta el año 2008; el Leicester City desciende a la League One, es decir la tercera división inglesa, lo que en España equivale a la Segunda División B. Al año siguiente ‘Los Foxes’ logran el título liguero, y por tanto el ascenso a la segunda máxima categoría del fútbol inglés.

Finalmente, tras varios años sin premio, el 22 de abril de 2014 el cuadro inglés conquista la liga y vuelve a la Premier League. Sin embargo, la temporada en la primera división no va a ser ni mucho menos un paseo, ya que a falta de 8 jornadas tenían pie y medio en la Football League Championship, pero cuando parecía que el descenso llegaría, seis triunfos en siete partidos dieron la permanencia al equipo de Pearson.

Tras la anterior campaña comenzó la planificación de la nueva temporada (2015/2016), pero el técnico inglés, a pesar de cumplir el objetivo de la salvación, fue despedido por la salida a la luz de un vídeo de una orgía protagonizada por tres jugadores de la plantilla, que también fueron expulsados por indisciplina, siendo uno de ellos el hijo del propio entrenador (James Pearson). Dicho incidente, obra del destino o no, colocó como sustituto al banquillo del Leicester a Ranieri, quien se encontraba sin equipo.

A la humilde plantilla del cuadro inglés, la cual contaba sin jugadores de renombre, a excepción del exmadridista Esteban Cambiasso (finalmente firmó por el Olympiacos), se sumaron jugadores como Okazaki, Kanté o Fuchs, entre otros, invirtiendo cerca de 35 millones de euros, lo que completó un arsenal de 20 jugadores (los utilizados por Ranieri) con un valor de 55 millones de euros, aproximadamente la mitad de lo que costó Neymar al FC Barcelona o Ronaldo al Real Madrid.

No cabe ninguna duda de que el hito del Leicester es histórico, no por tener su origen en un orgia, que no es poco, ni solo por ser su primera Premier League, sino porque ha conseguido conquistar el trofeo de la regularidad, aquel en el que se ha de mantener una línea recta durante más de 8 meses, desbancando así a los poderosos Manchester United (que invirtió 139 millones de euros), Manchester City (casi 200 millones de euros), Liverpool (112 millones de euros), Chelsea (95,90 millones de euros), etc. Además de ser el quinto club de la liga que menos invirtió en fichajes.

Gracias, Leicester. Sí, gracias por dar una lección de fútbol y de vida. Por demostrar que David puede tumbar a Goliat y que el dinero no lo es todo. Por enseñarnos que no hay que ponerse límites, que los sueños, si uno se los cree de verdad pueden llegar a cumplirse. Gracias también Leicester por hacernos disfrutar de esta forma tan especial del deporte rey a todos, bueno casi todos, ya que las casas de apuestas no están muy satisfechas…

Ranieri, el capitán de este barco, ha sido fiel a una filosofía clara, basada en defender de forma intensa, tratando así de recibir pocos goles y aprovechando a su vez el juego directo para contrarrestar al rival a través de contraataques y acciones a balón parado, algo parecido si me permiten el símil, con lo que hace el Atlético de Madrid. Así que, ni uno ni otro juegan como debe hacerlo un equipo grande, o al menos eso dice Xavi. Lástima que, en su desgracia, uno de ellos haya conquistado la Premier y el otro haya eliminado a su exequipo, al de su amigo Pep y además se haya convertido en finalista de la UEFA Champions League.

Gracias por última vez, Leicester, por confirmarnos que la Premier League es la mejor liga del mundo, le pese a quien le pese, y aunque no tengan a Messi, Ronaldo o Suárez, a nivel de competitividad, intensidad y emoción – más si cabe con las narraciones del gran Lluís Izquierdo en Bein Sports – está, al menos un escalón por encima de la Liga BBVA, caracterizada por la hegemonía de Real Madrid y Barça hasta la temporada 2013/2014, como si de la vieja política y el tradicional bipartidismo se tratara.

Por último, concluyo estos párrafos sacando en claro de todo esto que, seas del Leicester City, del Atlético de Madrid, de cualquier otro equipo, o ni siquiera te guste el fútbol, nunca dejes de creer.

Etiquetas, , , , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente