Cultura y sociedad

Guillermo del Toro: “Se trata de una multiplicación de símbolos, no la suma de imágenes”

La masterclass del director mexicano en el Festival de Málaga

16.04.2018 @paulamcanizo1 5 minutos

Siempre me he considerado bastante cinéfila (mucho gracias a mis padres), pero en el último par de años, y concretamente este curso desde que me hice amiga de un grupo de gente maravillosa de Comunicación Audiovisual, poco a poco me he metido más en el mundo del cine. He visto más cine internacional, más cine indie y más cine “raro”, y en general, películas que no vería normalmente.

Cuando los mencionados nuevos colegas me contaron que Guillermo del Toro iba a dar una masterclass durante el Festival de Málaga, inicialmente tampoco me ilusionó demasiado, ya que sólo había visto La forma del agua. Pero, oye, era una oportunidad para oír hablar de cine a un reconocido director. Y en Málaga, además. Así que me puse manos a la obra y vi lo que me dio tiempo de su filmografía.

Tras algo de incertidumbre acerca de la fecha, se anunció el viernes 13 que la masterclass sería finalmente el sábado 14 a las 16:00 y que las entradas (gratuitas, por cierto) se podrían recoger ese viernes a las 17:00. Era una tarde fría y lluviosa, pero con nuestros paragüitas y nuestras ganas fuimos a hacer cola en la Plaza de la Merced. Como bien dijo la prensa local “la lluvia no puede con los fans de Guillermo del Toro” (titular algo hiperbólico, en mi opinión, pero oye, ¡sale mi cara!). Menos de 24 horas después me encontraba en el Palacio de Ferias y Congresos escuchando a Guillermo del Toro hablar sobre su mayor pasión. Este hombre es elocuente, curtido y simpático a la par, por lo que las casi dos horas en su presencia estuvieron plagadas de anécdotas, chistes y lecciones importantes para cualquier persona en ámbitos creativos.

Empezando por el valor de ver una película en una sala de cine, Del Toro mencionó Vertigo y 2001 como ejemplos de experiencias que resultaron completamente diferentes en la gran pantalla. Habló de la “gravedad de la imagen” y el impacto que puede tener en comparación a la televisión. Y por cierto, que no se nos olvide que fue a ver 2001 con James Cameron (Guillermo del Toro, rey del name-dropping).

Gran parte del tiempo estuvo dedicado a hablar de la atención al detalle que es característica de su cine. “No es golosina visual, es proteína visual. Nada es gratuito”, insistió. Fue enriquecedor oírle hablar con tanta pasión de su proceso a la hora de desarrollar personajes. Contó, por ejemplo, que escribe unas ocho páginas de biografía para cada personaje, que luego entrega a los actores y al departamento de vestuario. “Cualquier adjetivo es comprobable visualmente”, explicó, refiriéndose a que cada palabra del guión puede demostrarse mediante el diseño de sonido, la iluminación, el vestuario… Mencionó como ejemplo el sonido del cuero cuando se mueve el villano de El laberinto del Fauno, indicando tensión, y su obsesión con el reloj de su padre, que indica su miedo a la muerte.

Para él, el cine es “mentir con muchos detalles”. Para saber mentir de esa forma dice que es necesario saber muchas cosas inútiles para dar la coartada más creíble, y con ello crear un mundo. Más que con la fotografía, este director “miente” mediante el diseño de producción o de vestuario y la atención al detalle en estos departamentos.  Por ejemplo, “una misma camisa de lino te puede dar información diferente en cada personaje”, según los botones que lleve abrochados, según si lleva las mangas remangadas o no, según lo cuidada que esté.

Imagen de Alex Zea

 

Una de las mayores lecciones impartidas fue que “el accidente está ahí para ser identificado como oportunidad”. A ello llegó mediante una anécdota del rodaje de La forma del agua, en el que se toparon con múltiples obstáculos, como suele ocurrir en los rodajes. Un plano que no podían grabar con grúa porque había un poste en medio de la trayectoria, Sally Hawkins y su miedo a las alturas, o Michael Shannon que “no suele manejar”. En la mayoría de planos, éste tenía un doble para las escenas en coche, pero en una ocasión debía ser él el que conducía durante un tramo y luego salir del vehículo. Pero al hacer esto, el coche siguió avanzando, tiró un poste y, supuestamente, se incendió. Del Toro insiste en que él no corre (“he corrido dos veces”), por lo que mantuvo la calma y respondió a las preocupaciones de su equipo con un “bueno, pues ya no hay poste así que podemos usar la grúa”.

Este mismo humor y carisma se vio reflejado cuando, hablando de colores, bromea que “chocolate, paja y tabaco suena como un domingo cualquiera”. El público, naturalmente, respondió con carcajadas y aplausos. También se notó su personalidad amigable en las ocasiones en las que preguntaba por las traducciones españolas de los títulos de las películas que iba citando, y sus pequeñas risas ante las traducciones más absurdas.

“Todos nos comemos el gato en algún momento de nuestras relaciones”, reflexionó Del Toro en referencia a la escena de La forma del agua en la que la criatura devora uno de los gatos de la protagonista interpretada por Sally Hawkins, “pero a veces nos siguen queriendo aunque nos hayamos comido el gato”. Esta metáfora es un detalle bastante sutil, pero define a la perfección la cantidad de personalidad y humanismo que introduce este director en sus películas, a pesar de estar plagados de monstruos y otros elementos fantásticos. Esto se ve reflejado también en las escenas de muerte de sus villanos, tema al que dedicó los últimos minutos de la charla. Del Toro cree firmemente que se puede morir “en terror o en paz”, y eso viene dictado por las decisiones que tomemos en vida, idea que traslada a la pantalla. Por ello podemos percibir la humanidad de los personajes en sus últimos momentos, sin importar si realmente son humanos. En la mayoría de las ocasiones, los verdaderos monstruos de la película son humanos.

El entrevistador, Antonio Trashorras, empezó la sesión con una pregunta tan simple pero a la vez compleja como “¿Qué es un cineasta?” y al salir de la sala, al menos yo, tuve bastante clara la respuesta.

Etiquetas, , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente