Cultura y sociedad

Paco Soto: “En el flamenco actual la gente busca más el 'me gusta' que el 'me emociona'”

"El flamenco es como el soul, alma, y por tanto ha de buscar la profundidad" / "Yo soy agnóstico de la vida. Ni creo en Dios ni creo que no exista, entonces la única fe a la que me agarré fue a Paco de Lucia" / "Vida es un disco donde he reflejado lo que siento sin tapujos"

03.10.2017 @marisabellucas 3 minutos

Hay vidas que son música y hay personas que hacen de ella su vida. Paco Soto Ivars, guitarrista y compositor flamenco, nació en Águilas (Murcia, 1991) y se crió en Tánger. Desde los diez años, cuando le regalaron su primera guitarra, escucha a Paco de Lucía a diario: “Mi Paco de mi alma, no puedo hablar de él sin emocionarme. Eso es el amor puro. No creo que pueda sentir nada parecido por nadie.” Le conoció y cenó con él pero ni los “whiskies con coca cola” le salvaron de aquel nerviosismo. Guitarra a espalda, ha realizado giras internacionales, lo que le ha permitido conocer y beber del mestizaje de la música: en Tánger se enamoró de la música árabe, andalusí y en Nueva York del jazz. Hace unos meses sacó su primer disco titulado “Vida”.

¿Cuánto de vida hay en tu disco?

Pues básicamente 26 años porque algunas de las composiciones son de cuando empecé a tocar la guitarra, aunque la mayoría las he empezado ahora, este último año. Había cosas y detalles escondidos que quería que estuvieran aunque fueran más simples, que reflejaran lo que yo he vivido hasta ahora. Es un disco de verdad donde he expresado lo que siento sin tapujos.

También tocas jazz. ¿Qué relación hay entre el jazz y el flamenco?

La improvisación. El jazz es una música libre donde los músicos se miran entre sí aunque tiene unas estructuras y sobre ellas se improvisa. Improvisan con recursos y los flamencos son más libres en el sentido de que no saben música e improvisan con libertad. La relación que tienen es la libertad de expresarse en la música.

¿Compones por inspiración o a base de trabajo diario?

Hay veces que te viene la inspiración, pero yo creo que la inspiración te viene si trabajas diariamente. Por ejemplo, a veces he pensado “Hostia, tengo que sacar el disco" o "Tengo que tocar para esta compañía” y el forzarte para trabajar te hace que salga todo. La inspiración es como la suerte que se busca.

¿Cómo ves el flamenco actual?

Demasiado movido por Instagram y por Facebook. La gente busca más el me gusta que el me emociona. Sí, es verdad que se está avanzando mucho, pero creo que la sobreexposición hace que se pierda un poco la profundidad. Yo creo que el flamenco es como el soul, alma, y por tanto ha de buscar la profundidad.

¿Cómo se vive el flamenco en Madrid?

Se vive muy locamente: muchas copas y tabaco a hierro que te dura diez minutos. Pero en Madrid se vive muy bien el flamenco porque viene gente de toda  España, los mejores artistas. Y como hoy has podido comprobar te encuentras a Tomatito, a Diego del Morao o a Guadiana. Te encuentras a artistas viendo a otros artistas. El mejor flamenco está en Madrid básicamente porque hay gente de todos lados.

¿Se van de Andalucía para hacerse profesionales?

Claro. Vinieron Camarón y Paco, ¿no vamos a venir los demás que no somos nadie a su lado?

Háblame de Paco de Lucía.

Yo soy agnóstico de la vida. Ni creo en Dios ni creo que no exista, entonces la única fe a la que me agarré  fue a Paco de Lucia. Para mí era lo que para los religiosos significa Dios. Para mi representa todo, por su persona, sus valores, lo que amaba la cultura. Era un trabajador nato y la música que hacía era la más bonita del mundo entero. Paco para mi representa la vida y yo no habría sabido vivir si no hubiera existido Paco de Lucia.

Etiquetas, ,
Artículo anterior Artículo siguiente