Creación literaria

Renacimiento

08.03.2016 @joaquinfdez_97 1 minuto

Echaba de menos pintar en el vacío,
cubrir de voz el espacio y pedir perdón al silencio.

Fue el efímero tiempo que me acarició a su paso y olvidé que todas las palabras se quedaban en la indiferecia de un nombre,
en una puerta abierta sin salida, en el instante de un aplauso, en las nostalgia de lo que pierdes a tu paso cuando huyes.
Escribir era conocerse a uno mismo,
por eso dolía tanto
y el amor propio se ausentaba a veces.

Ya se han ido, ya solo quedan cenizas de lo que un día fueron palabras porque no las confundo con mi engaño ni con tu cuerpo.
Ya no, ya no albergo falsas esperanzas porque el escritor solo conoce la felicidad en el amor del que le lee, no en lo que escribe. Ahí, donde entiendes que tu soledad y la mía son la misma salvación.

Mientras tanto vivo, aunque veces no esté.

Etiquetas, , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente