Creación literaria

Sin precedentes

25.04.2017 @sempiternalwolf 3 minutos

Quiero gritarlo todo.
Sacar todo lo que llevo dentro.
Morir y resucitar.
Dejar de asfixiarme.
Y es que el bullicio de palabras que genera mi corazón
no me deja salir a flote en este océano al que aún no pongo nombre.
Calma y tempestad.
No sé quién soy, no sé en quién me estoy convirtiendo.
No sé si me quiero o me odio,
si lo hago todo al mismo tiempo
o simplemente a destiempo.
Calidad ante la cantidad.
Locuras a las que no soy capaz de mirar, sin temblar por la inestabilidad.
Descontrol mental que causa aún más descontrol.
Besos precedidos de gélidas despedidas.
Cosas que jamás sucedieron, pero que de haberlo hecho
habrían superado cualquier expectativa de quedarme tirada aún más en el suelo.
El cansancio me atormenta en cada madrugada en el que la última calada lleva tu nombre lleno de escarcha.
Soledades que no son bienvenidas.
Soledades de inframundo, de subsuelos profundos en pozos oscuros.
six feet under ground
"Un bonito lugar donde descansar" me susurran los demonios cada mañana al despertar.

*caladas entre suspiros*

Siempre fui una incomprendida.
"Campeona" me solía decir. Qué maneras.
Versos sin caricias, que acarician aún más que la misma caricia ficticia.
Abrazos que no abrazan nada.
Gestos de simpatía tan vacíos de alma que es imposible tomárselos en serio.
Caídas sin precedentes,
sin aviso previo,
sin un "cuidado donde pisas, el suelo está húmedo y no precisamente porque te hayas dignado a limpiar todo este desastre al que te empeñas en llamar amor.
Deberías hacer algo con ese llanto, porque vas a resbalar y no esperes que nadie te tienda la mano..."

*caída*

La risa del diablo se entremezcla con tu propia risa
y la maldad que alberga tu alma ya no sabes de dónde sale.
¿Quién te hizo esto?
¿Cómo permitiste que te lo hicieran?
¿Por qué tan débil?
¿Por qué tan frágil?
¿Por qué tan rota?
...

Cada día surgen más preguntas, cada día tengo menos respuestas.
Ya no tengo certezas, no hay convicciones.
Todo me parece una gran farsa.
Un mundo de títeres,
un circo de marionetas que dejó de tener gracia,
itinerantes que ya no saben lo que es el arte,
que nunca lo supieron, que la verdad se perdió por el camino.
O es que quizás
quizás nunca la supimos.

Cascadas de pensamientos sin fundamento.

Quiero sentir
que dejo de estar rota.
Que amo
más de lo que soy capaz de amarme.
Que amo
y que está bien que lo haga.
Que ya sé que el amor no está hecho para todas las personas
pero quiero creer que está hecho para mi.
No quiero llorar por no encontrarte,
por no encontrarme.
La ansiedad gana terreno y yo sólo quiero salir huyendo
hacia el mar
allí dónde las tinieblas no consuman más mi sentir y mi pensar.
Huir
del cataclismo que producen las miradas que jamás cruzaremos.
Y sé que resulta absurdo
decir que el mar me abriga más que cualquier ser humano cuando lo único que hace es helarme aún más el alma en las noches de verano.

Me cabreo con mi propia existencia cuando mi alma es devorada
lenta y veroz por mi propia conciencia.
Odio la sensación de asfixia tan característica de la ansiedad.
Odio ese "grito, porque no sé cómo coño expresar todo lo que llevo dentro."
Ese "hoy me caigo, mañana piso fuerte, al otro me rindo y por último de cabeza al infierno, porque sólo ahí me entiendo".
Amar y odiar la vida a partes iguales se me da de lujo.
Y todo resulta tan irónico.
Tantas personas y aún no encuentro a ninguna que me comprenda.
Hubo una que casi,
pero no.
Sigo abarcando tantas cosas que no le culpo por no acabar de entenderme.
Yo tampoco lo hago, aunque ya no sé si me molesto en intentarlo.

*failure*

Etiquetas
Artículo anterior Artículo siguiente
Etiquetas