Día del libro

Vicente Vallés: "Cualquiera puede encontrar un medio de comunicación que satisfaga lo que él quiere oír"

Hablamos con el presentador de las Noticias 2 de Antena 3 con motivo de su libro "Trump y la caída del imperio Clinton"

"Joder, es cojonudo que te traigan el telediario en persona". Es la presentación del libro de Vicente Vallés (Madrid, 1963) 'Trump: y la caída del imperio Clinton' en la FNAC de Málaga y en el turno de preguntas uno de los asistentes inicia con tal broma su cuestión. Vallés ríe, probablemente acostumbrado a dicha asociación: es "el telediario en persona". Atresmedia le eligió como moderador en representación del grupo mediático en el debate a cuatro por la presidencia, lo cual no es moco de pavo si compartes cadena con Matías Prats. Asociar a Vicente Vallés con las noticias de Antena 3 es casi inmediato; él lo sabe y defiende su telediario como una especie de Coca Cola informativa, para todos los públicos, "para los que piensan A y para los que piensan B", en un ambiente tan polarizado. Su carrera, con todo, va mucho más allá. Por lo pronto, está en Málaga para presentar la cuarta edición en apenas unos meses de su libro sobre la presidencia de Trump -"Lo cual significa el interés que produce el personaje de Trump, no el autor", comenta con humor-.

¿Es Trump realmente el presidente que parecía que iba a ser?

Desde mi punto de vista, sí. A mí no me ha sorprendido su forma de actuar. Quizá lo que me ha sorprendido han sido las decisiones de los últimos días, sobre el uso de misiles en Siria y de la bomba en Afganistán. Yo sí pensaba que su voluntad aislacionista era más firme y la ha roto muy pronto, no lleva ni tres meses en la presidencia. Pero, en el resto: su actitud, las decisiones que ha tomado, las que ha firmado, los intentos de aplicar alguna de sus promesas electorales... Yo estaba convencido de que eso iba a ser así.

¿Estos giros en política exterior son prontos o estrategias?

Seguramente haya un poco de todo. En algunos casos, ha tomado reacciones inmediatas a cosas inmediatas que estaban pasando. Seguramente vamos a tener mucho de eso, porque su personalidad es esa también, es mucho más de improvisar que de tener planes estratégicos a muy largo plazo.

Yo pensaba que la voluntad aislacionista de Trump era más firme

¿Crees que volvería a ganar las elecciones tras estos tres meses de Trump?

Es muy difícil saberlo. Quizá no ganara porque la gente más a la izquierda de Estados Unidos, que no votó pensando que Trump no iba a ganar y no quería votar a Hillary, seguramente y sabiendo lo que pasó sí se movilizaría ahora para votar. Pero es mucho pensar, el sistema electoral es el que es y Trump ha ganado las elecciones porque ha sabido aprovecharlo bien.

¿Quién fue realmente el perdedor de las elecciones, Hillary Clinton o los medios que se marcaron tanto contra Trump?

Desde luego, Hillary Clinton es una perdedora clarísima. También todos los medios, que no dieron ni una posibilidad de victoria a Trump y al final lo consiguió. Al final es una derrota cierta de todo el 'establishment' político de Estados Unidos. También del Partido Republicano, que tampoco quería que ganara Donald Trump.

¿Se hizo una campaña específica contra Trump, sacando los mensajes machistas y demás?

Eso es parte de la política americana y de la política en general, pero muy especialmente de la americana. Cuando se presente a las elecciones en EE.UU., sabe que se va a registrar de arriba a abajo toda su vida y cualquier cosa que aparezca se va a publicar. Les pasó a los Clinton, les pasó a los Bush, le pasó a Obama... Le ha pasado a todos los presidentes que lo han intentado.

¿Hubiera sido la situación distinta con Bernie Sanders?

Tiendo a pensar que no. Es posible que hubiera conseguido votos por la izquierda del Partido Demócrata, pero igualmente hubiera perdido por el centro. Creo que hubiéramos tenido un resultado más o menos similar, pero es ciertamente indemostrable.

¿Cuál es la relación entre la victoria de Trump y los auges de la extrema derecha en Europa?

Hay una relación, ya que los votos de esas formaciones políticas vienen de los temores de mucha gente que ha ido perdiendo puestos de trabajo, que ha visto cómo se ha desindustrializado la zona en la que viven. Ese tipo de temores -también a la inmigración- se ha traducido en votos en ese sentido en distintos países.

Y en España, ¿en qué se puede traducir ese fenómeno de insatisfacción?

Ya se ha traducido en la aparición de dos partidos distintos a los tradicionales. Era imposible prever que algo así iba a ocurrir en España, que tenía un sistema político muy sólido de dos grandes partidos, que se iban turnando en el poder. De repente, tenemos un sistema de cuatro. Esto, si no llega a ser por esos miedos, ese descontento de la gente, no se hubiera producido en absoluto.

Creo que con Bernie Sanders hubiéramos tenido un resultado más o menos similar

¿Por qué crees que ha bajado tanto en España los índices de credibilidad de los medios?

Esto pasa en todos los sitios. En general, la gente tiene derecho a tener su propio punto de vista en torno a las cosas que pasan y no tiene por qué coincidir con lo que piensen determinados periodistas o determinados medios. En España y en todos los países europeos, vivimos en una sociedad en la que la libertad de expresión y la libertad de información son muy profundas. Aquí cualquiera puede encontrar un medio de comunicación que satisfaga lo que él quiere oír. Lo que yo propongo siempre es leer diferentes puntos de vista para así poder crearte el tuyo propio.

¿Esto puede desembocar en la ruptura de la línea editorial de los medios tal y como se conoce actualmente? Tan definida, tan marcada...

No necesariamente, lo bueno es que hay muchos medios de todas las ideologías políticas, con muchas líneas editoriales muy diferentes... Ahora además que existen las redes sociales, cada uno puede expresar su punto de vista, buscar las opiniones que coinciden con las suyas y las va a encontrar. Ahora es muy difícil que una opinión no se vea reflejada en alguno de los medios existentes.

¿Cuál crees que es el papel de Antena 3 en este panorama mediático?

Antena 3 es una de las tres grandes cadenas de España, tiene un número de espectadores importantísimo y nosotros lo que intentamos es tener una información dirigida a todos los públicos, como cadena grande, generalista, que somos. Nosotros nos vamos dirigidos a un tipo de público concreto nada más, no vamos dirigido a los que opinan A o a los que opinan B: vamos dirigidos a los que opinan A y a los que opinan B, a todos. Intentamos satisfacer las expectativas informativas de todos los espectadores.

¿Ejerce dentro del grupo mediático Antena 3 como contrapunto ideológico a laSexta, consciente o inconscientemente?

No, porque laSexta tiene una lídea editorial que ya viene de tiempo atrás, desde antes de que formara parte del grupo Atresmedia. No tiene mucho que ver. En Atresmedia, las líneas informativas y las líneas de parrilla de programas que tienen Antena 3 y que tiene laSexta son muy, muy, diferentes. Cada una tiene su línea independiente y funcionan para un tipo de espectador distinto.

¿Qué le parecieron las críticas a aquella exclusiva que sacó Antena 3 Noticias en torno a la relación entre Podemos, Venezuela, la CUP y ETA?

Las críticas son libres, pero el viaje existió. La gente que iba en el avión existió y era gente de todos aquellos grupos. Luego habrá a quien no le guste que se dé esa noticia, que puede ocurrir y ocurre mucho. A nadie que se vea afectado por una noticia desagradable le guste que se cuente esa noticia, pero no por ello deja de ser cierta. La noticia existió, los datos existieron, el avión existió y la gente que iba en el avión era la que iba en el avión. Y nosotros lo contamos.

Usted ha pasado por las tres cadenas. Ahora, en Antena 3 ¿cómo ve la salud de la televisión pública?

A mí me gusta poco hablar de los sitios en los que he trabajado antes por respeto, pero la televisión pública es un medio muy potente en España; lo es la televisión pública nacional, lo son las televisiones autonómicas… Tiene mucha tradición como la tiene en otros muchos países europeos. Lo que sí es deseable es que tenga una financiación soportable para el Estado porque lógicamente es algo importante pero no más que la sanidad o que la educación. No conviene derivar recursos a cosas que son menos importantes y por eso conviene que tenga el tamaño que sea lógico y vaya dirigido al público que debe ir dirigido. La televisión pública a lo mejor no tiene el mismo sentido que compita con las grandes cadenas como si fuera una gran cadena comercial, porque no lo es, es otra cosa. Pero bueno, el modelo está por definirse.

Las críticas son libres, pero el viaje existió. La gente que iba en el avión existió y era gente de aquellos grupos

¿Cómo se forjó aquel debate a cuatro entre las tres grandes cadenas y la academia de la televisión?

En realidad lo forjó la Academia de la Televisión. Lo propuso igual que había hecho con los anteriores y lanzó la oferta a las tres grandes cadenas de televisión para que participaran y propusieran a un moderador. Cada cadena propuso al suyo. Gestionarlo en realidad lo gestionó la Academia.

¿Cree que se está convirtiendo en cierto modo en la cara más representativa de Antena 3 Noticias?

Bueno, soy una de las caras representativas de la cadena. Tenemos varios informativos, no solamente el mío. Antes hacía el informativo de medio día, ahora hago el de la noche. Otros compañeros y compañeras hacen otros… En fin, funciona como un equipo. No como uno de fútbol lleno de estrellas, sino como un equipo en el que todos jugamos para remar en la misma dirección.

Entonces en la televisión no hay esa lucha de egos como puede haber en el columnismo…

No sé si en otros sitios las hay, desde luego en Antena 3 no.

 

Etiquetas, , , , , Etiquetas, , , , ,
Artículo anterior Artículo siguiente